Follow by Email

diciembre 23, 2011

Nochebuena años cincuenta.

Un nacimiento grande con fondo de papel azul y estrellitas, musgo de la Plaza Mayor y rocas de corcho sobre las que nieva harina, un río de papel de plata, con un puente y todos los personajes que deambulan por Belén, los Reyes Magos en camello por el caminito de serrín, el pastor haciendo gachas y el Angel, las ovejas y los pavos.
Bajo el dintel de  la cueva, una bombilla oculta y El Misterio que así se le llamaba. Arriba opresor, el castillo de Herodes, de cartón, como todos los opresores.
Mi padre como buen arquitecto, hacia una escenografía que fascinaba a todos mis primos,  pequeños como yo entonces, hijos de abogados o del ramo de seguros o jueces, o militares..... con un nacimiento peor dispuesto en sus casas, pienso yo ahora.
La cena muy formal, casi solemne,  mis hermanas con sus trajecitos y bien peinadas, la mesa con bolas de cristal rojas que se rompen con mirarlas, ramos de acebo y velas encendidas, también rojas, la cena de Nochebuena.
Santa Claus no existía entonces, al menos yo no lo conocía.
Lo mejor el “capón” que hacia Pepona, con patatas fritas grandes y doradas, los cubiertos y copas que nunca se usaban y vajilla de porcelana con un filo dorado en el borde, mas tarde turrones, mazapán y peladillas, algún polvorón.
Para mi padre una copa pequeña con un largo fuste, de Anís del Mono, con aquel feo animal con cara de hombre en la botella.
Tarde ya y apretados en el coche, abrigos y bufandas, camino de la calle Caballero de Gracia, colegio Sagrado Corazón en un Madrid desierto y frío, sin luces ni sonidos.
Las monjas severas y misteriosas con sus inmaculadas tocas y el calor de la capilla para la Misa del Gallo, saludos y sonrisas, niño estate quieto..............
Floreros de alabastro con calas blancas y luces tenues, retablo dorado, cosas que mirar para  distraer el tedio de los latines, luego el coro a “capellla” de las niñas, arriba, invisible........
Caído se le ha un Clavel
Hoy a la Aurora del seno:
¡Qué glorioso que está el heno,
Porque ha caído sobre él!
 
Muchas veces he pensado en la ñoñería de esta letra hasta que supe que es de Góngora, ahora, me parece lírica y apropiada para la fecha, tan leves somos.
A la salida la calle de Alcalá todavía si cabe mas irreal, blanqueada por la nieve caída durante la ceremonia, como el Clavel.
Son recuerdos de una Nochebuena ya antigua, sin regalos ni anuncios, familiar y religiosa, de un significado casi olvidado ahora, sepultada por tanto bullicio y actualidad.

diciembre 17, 2011

Fragancias para celtíberos.

Fui educado en la higiene personal, con gran trabajo de mi santa madre que luchó con denuedo contra la natural falta de aseo en los niños, que acostumbran a adormecerse tan ricamente en sus excrementos desde que son bebes.
No existían tantos baños en las casas como ahora, uno para muchos hermanos, que en riguroso orden y bajo amenaza, nos aplicábamos estropajo y jabón, para despegar la mugre adquirida en el patio del colegio, rodillas negras de pantalones cortos, pelo sucio, uñas negras y tinta por las manos y la cara.
Con los años la limpieza se convirtió en un hábito, más tarde en una necesidad, incluso llegando en la juventud al empleo de agua de colonia, en las ocasiones de gran fiesta o en las primeras “citas amorosas”.
Desde el dicho “el hombre y el oso cuanto mas feo más hermoso”, que tampoco es eso, hemos pasado al “varón metrosexual”.
El celtíbero, tradicionalmente recio y austero, gasta ahora en peluquería y mascarillas, implantes variados y ropa de diseño amen de toda clase de pendientes y dijes.
Muchos futbolistas, antes  arquetipo de masculinidad, parecen ahora primadonnas, al menos los toreros conservan su imagen de macho, campero y natural.
En estas fechas asisto asombrado a la campaña publicitaria de Navidad centrada, en toda clase de fragancias, en frasquitos extraños, siendo las más de ellas para hombre.
En los anuncios aparece siempre un joven algo macarra, con barba de algunos días, en camiseta o de torso desnudo, también en ocasiones con algo cubriendo justo sus atributos.
Su oponente femenina, vestida de forma sofisticada, adquiere el papel de acosadora, muy al contrario que en el reino animal donde es el macho quien acomete a la hembra.
El hombre convertido en objeto de deseo, pero un hombre asexuado, mas bien afeminado y que gracias al frasquito despierta los apetitos sexuales de la moderna “mantis religiosa” vestida de diseño.
Y yo me pregunto, se venderán tantos frasquitos que justifiquen tamaña inversión publicitaria?
Son cosas nuevas que mueven a la reflexión, sin que se me ocurra deducción alguna, aunque si constato que desde Atapuerca aquí los hombres han hecho gala de ser “muy hombres”.

diciembre 11, 2011

El sorteo.

Ayer compré unos décimos, acabados en ocho, como siempre, es parte de la tradición, que eso es la Lotería de Navidad, de lo poco que sobrevive a este vendaval de cambio que ha demudado el rostro de esta tierra antigua y agreste.
Todo lo relacionado con este evento, es castizo y autóctono, empezando por el nombre “Nacional”, ahora todo es “estatal” o peor todavía esa irritante frase de “Gobierno de España”. 
El “Colegio de San Ildefonso”, de donde provienen los niños que cantan el antiguo soniquete, el “gordo”, el “bombo” la “pedrea” y así todo el ritual que se celebra cada diciembre como preludio de la Navidad.
Cuando toca en pequeñas participaciones en algún bar o comercio popular, se escucha que está muy repartido y se considera bueno, muy al contrario a mi me gusta cuando a unos pocos les toca mucho, de eso se trata, jugar tres euros para que te toquen quinientos es decepcionante, flor de un día.
Siempre escuché historias de lo desgraciados que se volvían los que conseguían una fortuna, peleados con los parientes y preocupados por no perder su flamante capital, creo que son leyendas urbanas.
Dicen que de ilusión también se vive, creo que es en esencia   de lo que vivimos y de aquí al sorteo, el personal, siente que su vida puede hacer una pirueta económica, que les llevará a la felicidad.
Desde el reinado de Carlos III el 30% de lo recaudado va al Tesoro Publico, único impuesto inteligente y que este pueblo, algo ludópata, paga con agrado.
El gobierno del desdichado ZP ha estado a punto de privatizar el negociete, que tropelía, pero en el desplome final no les dió tiempo a hacer el amaño y seguirá siendo la Lotería Nacional, el bombo no pasara a llamarse la esfera de la fortuna y los niños cantores no vendrán de la asociación de hijos de vientres de alquiler, espero que por muchos años perdure esta costumbre que marca el principio de este tiempo de esperanza y alegría para tantos españoles.
Una vez más acabado el sorteo, se escuchará a los no agraciados decir que lo importante es la salud, o que es mejor tener trabajo, pero todos hicieron cábalas sobre como invertir los dineros que acariciaron a través de esos pequeños boletos con un numero negro junto a la estampa de un pasaje bíblico. 

noviembre 30, 2011

En la frontera.

Vivimos rodeados de imposiciones arbitrarias y estúpidas, aunque las que mas nos enervan en estas épocas de penuria, son las que nos vacían la faltriquera, en forma de sisa permanente por parte de las administraciones, que son muchas, como los mosquitos, que nos pican sin piedad succionándonos la sangre, mala sangre diría yo.
Voy con cierta frecuencia a Gibraltar donde compro mi cartón o dos de Winston, rojo con letras doradas, los paquetes son preciosos y redondeados y no llevan fotos ni horribles letreros amenazándo con la impotencia la calvicie o la blenorragia.
Otra particularidad es que el precio es de 21 leuros, muy diferente de los 39 con que el “Estado de las Autonomías” saquea a los españolitos, bajo el pretexto de que es vicio insano y una vez pobres, fumaremos menos.
La estrategia no funciona, se fuma mas, e imponen nuevas subidas de impuestos, ayudando ese dinero a mantener a los incontables sátrapas (mosquitos) que nos desgobiernan y confunden a diario.
El resultado ante un paro del 30% en este sur del sur, son infinidad de chavales y maduros que hacen viajes diarios, escondiendo el tabaco en sitios inverosímiles de sus motitos, también bajo las cazadoras, camuflado entre los michelines de sus novias entradas en carnes.
Una simple raya administrativa implica en gasolinas tabaco y bebidas alcohólicas, doblar el precio, hecho absurdo e irresistible, provocando los alijos domésticos, toreando así  al Estado saqueador y abusivo, morlaco astifino que embiste contra vidas y haciendas.
Los controles de las autoridades fronterizas, provocan colas interminables de vehículos de dos ruedas, inhalándose en la cola los nocivos humos de los escapes de las motos, adobados con plomo y azufre y bien sazonados de anhídrido carbónico, que provocarán en estos jóvenes parados las mas pavorosas  patologías y desordenes fisiológicos, antes tan siquiera de la primera calada del tan ansiado tabaco.
Son sucedidos locales, poco conocidos y aceptados con paciencia, a veces la tensión sube y se salen de su cauce, provocando el desorden publico y el titular de periódico.
Es una espiral imparable, mas subidas de precio, mas paro, mas contrabando, mas controles.............veremos como acaba esto. 

noviembre 19, 2011

In vino veritas.

Pues el vino debe ser en occidente la bebida mas antigua, tras el agua claro está.
El vino debió ser consecuencia de la fermentación accidental de unas uvas olvidadas por un “cromañón”, que muerto de hambre y sed se tomo aquel liquido repulsivo y descompuesto.......gran descubrimiento, aquello estaba rico y producía algo de euforia y mas de relajación.
Ya el patriarca Noé, tras el diluvio y tanto estrés de animalillos en la barca, se agarró gran tajada, hasta el punto de que estaba desnudo y su vástago Cam se mofó de el, impropia actitud de un hijo para con su abrumado padre.
El vino en España es como el sol, diario y consustancial, hay viñedos abundantes y al personal le gusta charlar y arreglar el mundo.
Con un chato las ideas fluyen aunque la lengua se traba, así que lo adoptamos como parte de nuestras vidas y costumbres, vino caliente para los malestares, vino en las comidas para la digestión, vino para brindar por cualquier alegría, vino en las cenas para el dialogo y la nostalgia y.....el sueño.
Recuerdo en los ochentas que los albañiles empezaron a tomar vermouth, mas tarde ginebra y whisky, bebidas de alta graduación y ajenas a nuestra cultura de uvas doradas cuidadosamente, por el ástro rey.
En mi caso y como consecuencia de una infantil melopea, con chacolí que no es propiamente vino, sino química, tomé aversión al alcohol por muchos años, librándome de una juventud inundada de noches etílicas, cosa hoy desgraciadamente extendida en los botellones callejeros.
Al cabo de los años y en la “mili”, semillero de vicios, me afirmó un oficial chusquero que la gente que bebía vino era buena, sentencia que tuvo gran influencia en mi vida.
En los ochenta, cuando los demás pedían un daikiri, un cubalibre o un sanfrancisco, yo tomaba una copa de tinto, mas tarde supe que era cosa sofisticada y de gran elegancia, era lo que pedían los guays en Nueva York.
El vino ahora es bebida prestigiosa y culta, hablo solo del tinto, el blanco es solo para centroeuropeos y anglicanos, gente bárbara, para colmo lo toman con hielo, herejes todos ellos.
Es una pena que las nuevas generaciones se enajenen con pastillas, drogas duras o alcoholes imprudentes, todos necesitamos evadirnos y desvanecer nuestras inhibiciones, pero hagámoslo a la manera mediterránea, con una copa redonda y cálida de un vino bermejo y transparente, al cabo es nuestra cultura.

noviembre 15, 2011

El Apagón.

Ocurría con las grandes tormentas, se decía que había caído un rayo en el transformador, esa misteriosa torreta de piedra de la alameda, que zumbaba constantemente y en cuya puerta había un hombre dibujado, alcanzado por una descarga mientras caía abatido por la electricidad. 
PELIGRO DE MUERTE !!!! decía el cartel.
Así pues con la luz apagada se encendían unas velas y se rezaba a “Santa Bárbara.....bendita que en el cielo estas escrita con papel y agua bendita”.
Los niños aterrados por los truenos y los resplandores nos sentíamos indefensos, paralizados, contando los segundos entre relámpago y trueno, esperanzados en que el meteoro se alejara de nuestras frágiles vidas.
Al fin reparada la avería, la triste bombilla de 40W se encendía otra vez y la vida volvía a ser segura y cierta.
Por algo el Génesis dice que lo primero fue la luz, justo tras la creación de la tierra....Hágase la luz y la luz fue hecha.
Las tinieblas son cosa desagradable y temerosa, en las películas de miedo siempre hay penumbra y se desdibujan los perfiles, con lo que el asesino acecha cuchillo en mano amparado en la oscuridad.
Viene esto a cuento, pues anoche se fue la luz, esta vez sin rayos, solo con la ayuda de ENDESA, ahora en manos del estado italiano, gracias a ZP y el Sr. Entrecanales.
Lo primero que se echa en falta es internet, después la tele, la casa se queda silenciosa, al menos el portátil funciona para poder esbozar un post.
Solo los perros continúan su vida normal, indiferentes.
Gran quietud, pienso en los antiguos, vivían la noche de forma diferente, supongo que se iban a la cama y medito sobre el gran mérito de la gente culta que leía libros con la oscilante llama de una vela, o en Chopin garabateando sus nocturnos en la partitura mientras goteaba la cera por la palmatoria.
Con la electricidad se interrumpe la calefacción, lo que acentúa la sensación de horfandad y desamparo, en un instante parece que los avances de la civilización han desaparecido y nos encontramos inermes y solos ante nosotros mismos.
La avería ha sido de varias horas, prueba del estado de los servicios públicos, como casi todo próximo a la  quiebra.
A  la mañana todo vuelve a la normalidad, el sol esta en su sitio y al pulsar el interruptor la bombilla luce, ya se puede cargar el teléfono y el Ipod, la televisión atruena con las vulgaridades de la mañana, solo fue una noche en la que por unas horas reapareció la "noche antigua", silenciosa,negra y vacia.

noviembre 07, 2011

La Europa de los camiones.

Pues Europa se cruza ahora de punta a punta en un par de días, la red de autopistas, que haría palidecer de envidia a los romanos, con sus birriosas calzadas, es impresionante y hace que los paisajes cambien tras el parabrisas a gran velocidad.
Ya las naciones no existen y se atraviesan las antiguas fronteras, ahora unas casamatas vacías, sin apenas enterarse, un cartelito azul con estrellitas amarillas donde pone “Luxembourg, France, Belgique”, solo en Suiza un par de policías desganados te miran de través sin tan siquiera parar el coche.
El paisaje ahora en otoño esta muy logrado, ocres de hojas muertas y prados y colinas muy verdes, en Europa llueve mucho y los bosquecillos son incontables, pero es mas completo el paisaje aquí en la península, tiene mas dramatismo a mi parecer.
Me llama la atención el trafico de camiones, grandes y nuevos, de colores y con llamativos letreros, a veces filas de cincuenta o más como un gran ferrocarril de vagones autónomos.
Las ciudades se adivinan por los carteles azules con letras blancas, Estrasburgo, Lyon, Orange.......todas las circunvalaciones son iguales, coches anónimos de gente que va a sus pequeños intereses, de barrio a barrio, los galpones de Ikea, Media Mark o Leroy Merlin, a lo lejos las torres de alguna catedral que indican la situación de lo que fue un burgo antiguo, mas tarde el campo otra vez y....los camiones que llevan en sus lomos lo que compraremos mañana, coches, zapatos, maquillajes, manzanas....la Europa de los camiones.
No he dejado de rumiar la frase en estos días, se escuchó la Europa de los mercaderes, de los pueblos, de las regiones, tonterías.
La Europa que he presenciado es la de los camiones.
Hubo un tiempo de diligencias en que viajaban los poemas de Schiller o las partituras de Liszt, se accedía a las pequeñas ciudades todas con su sello y cada mercado ofrecía los productos de la tierra, así lo supongo yo.
Ahora, lo acabo de presenciar, es un continente de mercachifles que intercambian sus cosillas y un sueco hace zumo con naranjas valencianas mientras un español compra un teléfono Nokia y un alemán se guisa una merluza del golfo de Vizcaya en realidad pescada en el “banco sahariano”
Total un lío que gracias a los camiones, parece que funciona, por ahora.

octubre 23, 2011

El Angel de la Guarda.

Era final de mayo, a la ida atravesé tres tormentas, antes de llegar a La Mancha, con gran cascada de agua una de ellas.
Encogido tras el carenado, en la apoteosis pluviométrica que apenas me permitía ver, un rayo unió dos nubes sobre mi cabeza, sobreponiendo su explosión al ronroneo del motor.
Gran susto a la intemperie, donde pienso en la muerte fundido por el rayo junto a mi moto azul.
El día de la  la vuelta es plácido y la temperatura agradable, anuncio del verano, sin viento que tanto molesta en moto.
El que no estaba bien era mi metabolismo, tensión baja, falta de sueño........ cualquiera sabe, la biología es compleja y cambiante.
Así pues el viaje es una tortura, Madrid esta muy lejos y las autovías son aburridas, acentuado por la absurda limitación de velocidad, demasiadas horas, cada kilómetro exige un esfuerzo, se va muy atento y con muchos músculos tensos.
En los pequeños sustos se tensan todavía más músculos, las manos se entumecen y hay pequeños dolores en caderas espalda y cuello.
Las paradas empiezan a ser mas frecuentes, un pitillo, un paseo, un café.........se esta haciendo agotador, me pregunto que sentido tiene hacer esto con lo rápido y descansado que se va en AVE.
Ya al atardecer, tras una larga merienda en un precioso sitio del campo granadino, el cuerpo se entona y hago el ultimo esfuerzo por ir más rápido y acabar este viaje interminable.
A menos de treinta kilómetros del final, adelanto otra moto, japonesa sin duda, el chico debe ser joven y viste de negro como la montura, las motos no se conducen, se montan.
En el crepúsculo veo sus dos faros brillantes en el retrovisor y me pregunto por que no me pasa, sigue ahí, de pronto en un túnel escucho el ruido de su motor y me pasa como una exhalación.
A la salida del túnel va mas despacio, pienso que por el levante que sopla racheado desde el mar, le adelanto otra vez y sigue tras de mi, será que me conoce?........al fin y ya cerca de la ultima bajada hacia el río Guadiaro, me pasa por la derecha entrando a la gasolinera, nos miramos y me hace  una V con los dedos de la mano derecha, negro y plata como los toreros, le saludo también y pienso que todo el esfuerzo mereció la pena por ese instante tan lleno de vida y movimiento, sonido olores y simpatía.
 Y........bajando la larga cuesta pienso en el encuentro y me asalta una idea inocente y pueril, quizá era mi Ángel de la Guarda, años sin acordarme de el, puede que ya ni crea en su existencia, pero me parece un pensamiento bonito y después de todo la realidad quien sabe cual es.
Seguro que volveré a hacer un largo viaje en moto, pronto.    

octubre 21, 2011

La sombra de Caín.

Cuando joven, recuerdo que había pocos crímenes, ademas no eran objeto de noticia, solo en un periódico que recuerdo, se llamaba “El Caso”, la gente  no lo compraba habitualmente.
Se veían disparos en las películas, era irreal y parte del guión, tampoco vemos mujeres desnudas por la calle, solo en el cine.
Hubo en los cincuenta,  un criminal famoso llamado “Jarabo” que se llevó por delante dos hombres y dos mujeres, en un antecedente ejemplar de la ley de paridad
Desde hace algunos años años, empezó el jaleo que estúpidamente bautizaron como “violencia de genero”, los españoles éramos machistas y asesinábamos a nuestras mujeres en cuanto las lentejas salían un poco quemadas, que candidez!!!!.
Todo creo, es producto de sentencias que dejan a los hombres en la calle y económicamente tocados, con lo que exasperados se vengan por la frustración del desamor, los celos y la vida fracasada.
Pero eso no fue todo, pues yo leo ahora en la prensa normal, que en la piel de toro los rumanos matan a las rumanas, los moros a las moras y los cholos a las cholas.
También se matan los ancianos en los asilos y los adolescentes de pendiente en la oreja y cuelgue de fin de semana, se cobran sus víctimas quinceañeras de piercing en la lengua con su expresión boba de "educacion para la ciudadania".
La inmisericordia alcanza a los niños, desde antes de nacer mediante ley publicada en el BOE, algunos tras conseguir criarse son abatidos por su progenitor en una aberración antinatura.
Se mata para robar y a los mendigos adormecidos por el alcohol, se les prende fuego por distracción.
Deberíamos reflexionar sobre esta violencia que recorre lo que fue una tierra hospitalaria y caritativa, ahora convertida en un yermo bajo la sombra de Caín.
Para mayor perplejidad,  comparecen hoy tres etarras vestidos de Kukusklan con boina, remedo de mafia calabresa.......pues bien los profesionales del asesinato y la extorsión dicen que no matan mas, por el momento, demasiada competencia en las calles, supongo yo.
Todos conocemos la “ley del talión” que en los escritos  antiguos se sintetizó en el “ojo por ojo y diente por diente”, hay ya muchos que la reclaman como freno a esta locura homicida, ante la indulgencia de la justicia siempre suave con los “presuntos asesinos”.
La vida es sagrada, limite infranqueable para todo ser humano con algo de decencia, mientras hay vida hay esperanza, aunque para los pobres hispanos masacrados ya ni eso les quedó. 

octubre 14, 2011

Banderita tu eres roja.....

Es un versillo simple y emotivo, con música como de pasodoble.
Como el vino de Jerez
y el vinillo de Rioja
son los colores que tiene
la Banderita Española
Pues la verdad es que cuando me parieron yo era ya español, nacer en Madrid en el barrio de Chamberí, verde y con asas, no seria nunca lituano o mozambiqueño.
Que ser entonces? madrileño?, algo mas desde hace muchos siglos, español
Ya los romanos la llamaban la España citerior y la España ulterior....para inventar ahora “catalonia o euskadi” y dicen los tordas que “is not Spain”.....serán capullos.
En esta vida todo puede considerarse absurdo, incluso la vida misma, pero eso no conduce sino a la disolución y el autoexterminio, las mas de las veces al desarraigo.
Así pues ser algo es lo que nos hace sentirnos alguien, ser español, socio del Real Madrid o de la Balompedica Linense, también ser Testigo de Jehová o Católico Apostólico y Romano, parte de un sentimiento una fe o unos intereses, en este ultimo caso ser accionista de Telefónica.
Vivir en Madrid, en Guipúzcoa Cáceres y Cádiz, recorrer la península, ver los atardeceres en Castilla y Andalucía, los alcornoques en el sur y las hayas en el norte, las encinas en el centro.
Comer cochinillo en Segovia y percebes en Vigo, manzanas robadas en los caseríos y morcilla de arroz en Burgos.
Encaramarse a lo alto de Gredos y recorrer los Pirineos, la Sierra Nevada, soñar con el Teide........ algún día quizá.
Una bandera no es nada y representa todo, lo hace la de Ferrari o la del Barsa, cada idea cada pasión, tiene la suya y punto.
Detrás de la nuestra hay una iconografía antigua, larga y fértil de sierras y llanos, uvas y aceitunas, pasodobles y gregoriano, lealtades y traiciones.
Un idioma que permite leer a Gonzalo de Berceo y a Perez Reverte, hablar con un catalán y un gallego, ademas con un chileno un peruano y algún filipino.
Disfruto con Rembrandt y Modigliani pero al Greco y a Goya los poseo, como a Tomas Luis de Vitoria y a Guridi, a Bach o Mozart..........no los siento míos por desgracia, menos mal que vamos siendo europeos.
Todo eso e infinitas vivencias mas, representa la bandera roja y gualda, es solo que ayer la vi por Neptuno y me gustó, el versillo acaba así.....
Banderita tú eres roja
Banderita tú eres gualda
llevas sangre, llevas oro
en el fondo de tu alma.
Y el día que yo me muera
si estoy lejos de mi Patria
sólo quiero que me cubran
con la Bandera de España.

octubre 05, 2011

Astracanada en Sevilla.

Pues la verdad es que en esta corte de los milagros, cualquier desatino puede encajar en el devenir diario de disparates trapisondas, mixtificaciones y esperpentos que a diario contemplamos perplejos tras la pantalla brillante del ordenador, en una sucesión de acontecimientos grotescos aunque a veces algo trágicos.
El de hoy es solo uno mas aunque con gran alharaca de titulares y reportajes en prensa y televisión, supongo que youtube tendrá ya miles de entradas de la pareja feliz.

 El ministro Pepiño Blanco tuvo suerte pues su singular cita con un empresario en la gasolinera, quedó sepultada por la coyunda de la anciana y el sesentón, mucho mas distraída y menos escabrosa, que la tenida ministerial en el surtidor de Repsol.
He visto algunas imágenes que mueven al pudor y a la vergüenza ajena, la anciana hace un remedo de sevillanas con su mano engarabitada por la artritis mientras su galán extiende los brazos por su contorno a modo de protección ante una mas que probable caída, que hubiera deslucido la ya apagada ceremonia.
Un grupo de sevillanos la jalea con las palmas como cuando se anima a los borrachos a que cometan disparates en los fines de fiesta, ya con las mentes embotadas por el alcohol.
Previamente y como manda la tradición la novia trata de lanzar el ramo para que alguna afortunada la siga en el santo sacramento del matrimonio, pero sus articulaciones ya anquilosadas no le permiten alcanzar mas de un metro en el intento y el ramo cae al suelo un par de veces, antes de que en un lanzamiento certero y pavoroso de casi dos metros,consigue alcanzar a la afortunada.
He escuchado comentarios estos días sobre si la octogenaria ha hecho siempre su voluntad, expresado de forma mas desgarrada “lo que le ha dado la gana” como si eso fuera gran mérito, aunque si parece serlo en esta tierra de egoísmos incontrolados.
Hay sin embargo como en casi todo algo creativo y novísimo, el imaginario popular está lleno de bodas con parejas cañís, la cantante y el torero o la vedette y el domador, tambien hay de futbolista y actriz, en el pasado a veces la aristócrata con el bandolero, pero la unión de la duquesa y el funcionario introduce un toque actual, como de administracion del estado, un sutil toque burocrático.
No desesperemos, ante la amenaza de quiebra que merodea por las naciones de este viejo continente, alguien se encargará de proporcionarnos la nueva charlotada que arrancará una sonrisa indulgente y comprensiva ante el nuevo esperpento, y nos distraerá de nuestra tediosa actualidad .

septiembre 22, 2011

El barrio de palacio.

Conocí bien la Plaza de Oriente y sus callejuelas adyacentes, en una época en la que no era un centro de turismo y paseo para los madrileños.
La vida diaria era de barrio pobre, con una población envejecida y pequeños tenduchos como la “Pastelería la Oriental”, aunque ya existía el “Real Musical” junto al teatro, con su escaparate de pianos y guitarras amen de algún corno ingles.

Las noches eran solitarias y tras cenar en "Ciriaco" unas acelgas rehogadas con ajo y frasca de vino, camino de casa la Calle del Factor aparecía como el escenario de un crimen o de una conspiración, frente a la puerta de la armería y una Almudena entonces sin acabar y huérfana de su bóveda.
En esta tasca se veía al alcalde Tierno Galván a quien los camareros hacían burla imitando su cabeza ladeada, también alguna noche cenaba Calvo Sotelo, que fue hombre sencillo incluso de presidente del gobierno.
Un pariente de Utrillo el pintor, llamado Miguel, cenaba siempre solo con su traje príncipe de Gales, la servilleta a modo de babero y sus grandes gritos extemporáneos criticando la actualidad política, era periodista.
Don Miguel Utrillo repentinamente entonaba las frases de una zarzuela con su voz de tenor y daba un ambiente como de época remota y de Madrid castizo, en las paredes fotos de Manolete y Julio Camba junto a las acuarelas de Esplandiú y una imagen antigua del atentado de Mateo Morral, realizado desde el piso de arriba.
Mas allá, hacia la calle Segovia, el viaducto con su historia de suicidas saltarines en un anticipo del "puenting" pero sin seguro, muchos de ellos por amores imposibles, otros por deudas impagables. los mas por desvaríos.
Al otro lado de la plaza, la Taberna del Alabardero, donde cenaba todos los días en la mesa del rincón, Don José Bergamin, solitario y muy viejo y con expresión absorta, meditando sin duda su azarosa vida de escritor comunista ya hastiado y desengañado.
Camino de la calle Lepanto un pobre dormía a diario arropado en su abrigo, sobre un banco junto a la fachada con zócalo de granito, en las noches de niebla todo aparecía fantasmagórico y silencioso.
Fue un barrio de conspiraciones políticas, masones, carbonarios y otras sociedades secretas, que bullían luego en revueltas populacheras en Sol, eso no ha cambiado.
También coto de cacerío de los Borbones que tenían sus meretrices en las casas cercanas, sin respetar la proximidad del Convento de la Encarnación, con su sangre milagrosa que se licúa en julio, fiesta de San Pantaleón.
Los nombres, calle del Espejo o de la Amnistía o de la Unión, que rememoran la convulsa historia de la corte.
La huella del rey Jose Bonaparte que ordenó el derribo de las humildes viviendas que se agolpaban frente a palacio, para formar la plaza semicircular con su teatro en el centro, a modo de un París modesto.
Lástima que al derribar la Iglesia de San Juan, quedara Diego Velázquez perdido bajo la Plaza Ramales, tan insigne pintor huérfano de mausoleo por el furor de “Pepe botella” y su ansia de reformador del barrio.
Hoy lo veo un lugar mas anónimo con terrazas coquetas y turistas que hacen fotos, japoneses que compran bolsos de piel en la calle Santiago y un sinfín de desocupados que pasean por Bailen, embobados por la magnificencia del palacio de caliza y granito, hogar de nuestros peculiares reyes y mas tarde de Don Manuel Hazaña, “el verrugas”, ultimo inquilino de palacio.
Asi quedo vacio hasta nuestros días en que permanece como un barco varado y sin vida, un fósil del Madrid cortesano, popular y canalla de siglos ya pasados. 

septiembre 19, 2011

NITRATO DE CHILE.


Crecí con la visión de esos carteles, negro sobre fondo amarillo de un “huaso” a lomos de su caballo, abonad con NITRATO DE CHILE.
Azulejos esmaltados sobre las fachadas humildes de los pueblos de Castilla, siempre a la entrada en un avance del marketing moderno.
Yo no supe entonces que era un abono natural procedente de depósitos de salitre, que se explotaron en la región de Atacama, durante cerca de cien años hasta su abandono por la aparición de los abonos químicos.
Tampoco sabía que todo ese desierto terrible y bello, perteneció a Bolivia y a Peru hasta que Chile se lo arrebató en la llamada “guerra del Pacifico” en 1.880, todavía hoy las relaciones entre vecinos son tensas, fueron dos mil kilómetros de costa el botín, con no solo el nitrato, pues es una de las zonas pesqueras mas fértiles del mundo gracias a la corriente de Humboldt.
Mas tarde apareció el cobre, con la mina de Chuquicamata, la mas grande del mundo a cielo abierto, “tremendo hoyo” escuché susurrar a un colega chileno extasiado ante su contemplación.
Por esos extraños azares de la vida recorrí ese territorio de norte a sur, hace ya años, despacio e inmerso en su irrealidad, nunca llueve y todo es ocre, excepto las cumbres de los volcanes, siempre nevadas y el azul intenso del Pacífico, es una tira al pie de los Andes sin vida alguna, un anticipo de marte en la tierra.
En esta región se extrajo ademas el guano depositado durante miles de años por las aves marinas, con mano de obra china esclavizada, solo hace un siglo de esto.
Mi único baño en el Pacifico, fue entre momias de algunos de estos chinos semienterradas en la arena, junto a los restos de una gigantesca manta raya en un sitio denominado Pabellón de Pica, un peñasco varado en la costa con una cueva siniestra, fue un baño tétrico rodeado de pelicanos y lobos marinos zambulléndose en el agua helada.
Ya no veo el anuncio del nitrato, no los hay por estas tierras, solo que hoy al verlo en una antigua foto, he pensado que las imágenes mágicas de la infancia se transforman con el conocimiento de su realidad.
Los niños no saben de guerras, esclavitud y explotación económica, los niños creen en los reyes magos y en mi caso el anuncio amarillo y negro del abono era sinónimo de  viaje, verano y libertad.
Incluso ahora me produce alegría con algo de nostalgia el recuerdo y prefiero olvidar la historia que luego de adulto aprendí.

septiembre 06, 2011

Las vacas flacas.

He releído despacio el “Génesis 41” sobre el sueño del Faraón, acerca de las siete vacas gordas que pastaban junto al Nilo y las siete vacas flacas que aparecieron comiéndose a las siete gordas.
Es bonito, distraído de leer y como todo en la Biblia, de aplicación en la vida real, son parábolas fáciles de entender.
El sueño fue interpretado por José, el mozo hebreo, quien auguró siete años de abundantes cosechas seguidos de otros siete de sequía y hambre, aconsejando guardar un quinto del grano en los años de la abundancia.
El Faraón hizo  ministro a José por su prudencia y sabiduría, quien guardó durante los años de la abundancia.
Al cabo de los siete años vino el hambre, pero se abrieron los graneros y el pueblo egipcio se sació e incluso vinieron a comprar de los reinos vecinos.
Pues eso es lo que no hicimos aquí, para empezar ya no se sueña, en nuestra cultura soñador equivale a idiota, todos los listos están bien despiertos e hipotecados o al menos tienen algún renting.
En vez de a un hebreo prudente y temeroso de Dios hicimos ministro a un ateo que se autodenomina rojo, además no lee, El impío pues se comió las vacas gordas y las siete flacas también, amen de los terneros y hasta la ultima gallina del corral hispano.
La crisis era previsible para cualquier hombre piadoso, o al menos medianamente culto, parece que son tan antiguas como el mundo y es evidente que se bandean mejor cuando hay reservas para sortearla.
Ya no tiene remedio y como también dicen los textos sagrados : Mateo (8/12),  habrá llanto y crujir de dientes.
De todas formas no es tan dramático, hablando con un amigo singularmente listo, hace meses, cuando le dije : Ricardo pero es que la crisis!!!!.....me interrumpió y me dijo de forma cortante, no hay guerra, luego no hay crisis.
Es mejor ver el lado bueno y guerra, parece que por ahora no habrá.

septiembre 03, 2011

Competir limpiamente.

De niños competíamos, constantemente y en todo, la vida es un juego en el que se aprende a conocerse y a probarse frente a los otros, de forma decente y sin ventajas.
Que infancia corriendo mas que todos, saltando en la playa, nadando como delfines en las olas  y en mi caso en el equipo de atletismo del colegio, como velocista, los infantiles corríamos 80m lisos, así se llamaba.
La mayoría de nosotros acabamos por jugar a apretar los botones del mando a distancia y quizá los mas osados, al tute.
El deporte es fundamental, como educación y como formación de nuestra personalidad, no se quien dijo “mens sana in corpore sano” y tenia tanta verdad.
Ganar y perder son conceptos con los que hemos de convivir y el deporte enseña a aceptarlos como algo circunstancial y pasajero, hoy pierdo, mañana gano, se aprende también a apreciar al rival, a unirse a el como parte del juego.
Los británicos inventaron la mayoría de los juegos incluyendo el “fair play” como parte imprescindible de la acción.
Ahora vemos a diario trampas y simulaciones en los juegos, especialmente en el fútbol, lleno de macarras peinados pelopincho, que no conocen el “sport” ni por el forro aunque ganan fortunas que gastan en  coches y mujeres.
Viendo los campeonatos del mundo de atletismo en Korea, reconozco otra vez la pureza de la competición, correr saltar, lanzar, no hay juegos solo superioridad técnica y física y los abrazos entre los competidores, lo importante es participar.
Cuanta falta hace en el siniestro mundo de la política, en el cutre de la economía, en el excelso del arte, recordar otra vez la infancia y la limpieza, competir divirtiéndose, admirar al rival y compartir con el la victoria y la derrota.
A  la postre competimos contra nosotros mismos, la idea de la superación es atractiva, saber que somos mejores hoy que ayer gracias al esfuerzo y a la reflexión, que el mundo físico esta imbricado del sicológico y el espiritual.
Cuando los músculos están ya al limite el cerebro y la voluntad son los que mueven las piernas o los brazos y se produce el milagro de la superación de uno mismo, el deporte en su mas limpia esencia.
Ojalá mañana nos levantemos dispuestos a vencer al día que nos viene, con sus desazones y sus competidores tramposos, que mas da, solo importa el mejorar nuestra marca personal y compartirla con los otros de la prueba de fondo en la que todos participamos. 

agosto 31, 2011

La sierra bermeja.

La verdad es que la observo desde hace años, es rotunda y con un perfil suave y bien dibujado, a veces en lo mas frío del invierno se nieva y ofrece una imagen como de volcán altísimo en medio del trópico, con las palmeras en primer plano.
Su parte mas alta, Los Reales esta a casi 1.500 metros sobre el mar Mediterráneo que moja su falda con lo que es una presencia constante en toda la costa de por aquí.
Al atardecer con el poniente, su tono rojizo le ha dado nombre, Bermeja, no confundir con el ministro de justicia Bermejo también rojo pero sin encanto ni estilo.
La he recorrido arriba y abajo hasta el valle del Genal, con sus pueblos blancos al norte con nombres extraños y primitivos, Parauta Benarrabá Genalguacil Jubrique, Atajate Algatocín Benalauria Benadalid........siempre he pensado que la historia les llega con retraso, tal es su aislamiento y soledad.
Los bosques son densos y las especies cambian con la altura, alcornoques quejigos castaños alisios, pinsapos en lo mas alto, árbol este ultimo reliquia de las glaciaciones cuando Europa estaba bajo el hielo y aquí en el sur prosperaban los abetos, esos de la navidad, aislados ahora en Sierra Bermeja.
Todas estas cosas ya las conocía, sin impresionarme en particular, era una sierra mas de las tantas de España, tierra de relieve dramático al que estamos habituados.
Pero ayer hice averiguaciones, que me han conmovido, la revelación es que se trata de un caso único en el mundo por su singularidad y extensión, la sierra entera es una formación de “peridotitas”, roca ígnea que conforma el manto de la tierra, por debajo de la corteza en la que vivimos,a unos veinte kilómetros, una gigantesca roca fundida que se asomo justo aquí para ver el cielo y el “mare nostrum”, nuestro mar.
Todo esto puede parecer algo sin trascendencia, pero el conocimiento enriquece la vida, ahora se que todas las singularidades conocidas de ese monte majestuoso provienen de ser un trozo de roca incandescente que quiso ver como era el Mediterráneo y presenciar el nacimiento de la civilización, asomándose desde las profundidades junto a las Columnas de Hercules.
Cuando lo vea ahora rojizo al atardecer por el oxido de hierro de las “piritas” pensare en su nacimiento incandescente como una rebelión de rocas que quisieron ver como eran el agua y el sol.

agosto 24, 2011

Arbol caído.

Ahora todo son improperios y patadas para apartar la cabeza de Gadafi, a punto ya de rodar por los suelos desérticos de Libia.
La humanidad no cambia y quien dijo hace generaciones “del árbol caído todos hacen leña” acertó y sigue acertando.
Que espectáculo mas lamentable, callados y mirando a otro lado, todos los líderes europeos han cenado con el y le han tirado de la levita, propio de la época, en que no hay principios sino conveniencias, la tajada es lo que importa.
Supongo que en unos días se bajará el telón de esta guerra en utilitario con metralletas por la ventanilla, la guerra en la carretera que ya la película de “Mad Max” anticipó.
La civilización ha retrocedido en esas costas legendarias desde las guerras púnicas, costas donde Rommel se enfrentó a Montgomery con tropas disciplinadas y armadas correctamente.
Ejércitos formados por unidades uniformadas y jerarquizadas, con intendencia y  sanidad, enfrentamiento civilizado si se puede llamar así.
Nadie disparaba al aire como ahora hacen las hordas y las reglas del arte militar se cumplían con escrúpulo.
Esta es guerra, de forajidos montados en Toyotas que se apresuran cada mañana por las carreteras, a modo de operación salida de la DGT, pero sin código de la circulación ni carnet por puntos, la muerte es la sanción.
Son ya  seis los meses de caos, en los que el armamento mas sofisticado de la OTAN ha hecho de paraguas a los rebeldes, quienes a pesar de sus anárquicos métodos han acabado por entrar en Trípoli.
Mientras en las playas del mismo mar y a no mucha distancia los europeos se bañan indiferentes ante un conflicto que no entienden, algunos mas pudientes se cruzan en sus veleros con pateras llenas de desgraciados que escapan a Lampedusa o Pantelleria.

Los poderosos que compartieron mantel con el tirano, guardan silencio avergonzados mientras planean nuevas veladas con otros sátrapas que  puedan darles unas migajas, poca dignidad y menos vergüenza.