Follow by Email

junio 29, 2013

La crisis y el Monopoly.


Acabo de tener un “flash” que me ha descubierto la clave de los sucesos económicos que atribulan a España, después de mucho meditar sobre lo ocurrido, de leer muchas opiniones e informes y de intentar explicar este marasmo que nos atenaza.
La verdad, es difícil de aprehender por ser compleja y poliedrica, así que a veces la intuición es la única forma de acercarse a ella, ocurre igual con la fe, se obtiene en forma de revelación.
He estado un rato redondeando mi teoría para ponerla, negro sobre blanco, por medio de este post.
Meditaba sobre el Monopoly, ese juego de mesa que despierta la ambición y mezcla riesgos e hipotecas, juego que los niños patrios han practicado desde hace cincuenta años, generación tras generación.

Los fajos de billetes en la mano tensa, mientras los dados marcan el numero mágico que nos hace caer en la casilla de “Calle de Bravo Murillo” que nos apresuramos a comprar.
En diferentes rondas miramos con ansiedad la forma de completar el trío de calles con franja azulada, Glorieta de los Cuatro caminos y Avenida de Reina Victoria.
Es la hora de comprar casas, pequeñas y rojas, los otros jugadores caen en nuestras promociones y pagan de forma inmediata, mas dinero en la caja y mas calles y mas casas y.........
Algún niño desviado compra como a escondidas la Estación de Atocha, los echados a perder compran el Canal de Isabel II.
Pienso que con esas mañas se nos metió a todos el espíritu de acaparar, de llenar todo de casas y de vivir a crédito en un juego maldito cuyo final era tras largas tardes de lluvia, la ruina de todos los niños excepto de uno que amasa todos los billetes con una sonrisa maliciosa mientras los demás tras angustias y sinsabores, quedan fuera de la mesa ,la vida misma.
Hay algunos matices que hacen la realidad mas menguada, en el juego al pasar por la salida, te dan dinero, en la España de Montoro, te lo quitan ahora, al pasar por el solsticio de verano.
Tirar los dados es actividad gratuita, mientras que en la calle, toda acción esta gravada con un 21% de IVA.
Algo muy similar a la realidad es “la cárcel”, el niño que cae en esa casilla no puede ni tirar los dados aunque el reglamento del juego, literalmente reza:

Mientras el jugador está en la cárcel, todavía puede comprar y vender propiedades y edificios, y cobrar los alquileres”.

La terrible conclusión del juego se enuncia también en el folleto que viene en la caja:

“Un jugador se declara en quiebra, y por lo tanto eliminado del juego, si no puede pagar lo que debe”.
El ganador es el jugador que quede después de que todos los demás se declaren en quiebra.
En los países avanzados debería prohibirse ese juego insano, que moldea el tierno cerebelo de los adolescentes, transformandolos en potenciales personajes como El Pocero, con sueños de ser el dueño de MARTINSA o de Sacyr-Vallehermoso o de ENDESA, así nos ha ido........
Debería el ministro Vert, incluir en su reforma educativa, la reintroducción de juegos como la peonza y la taba, las chapas y el taco, para volver a una España hacendosa y modesta, lejos los sueños de amasar propiedades y de ver con satisfacción, como nuestro prójimo se retira esquilmado mientras mira, nostálgico, los billetes sobados de otras tardes lluviosas. 

junio 20, 2013

Verano.


Acabo de informarme de que el verano empieza mañana día 21 de junio a las 07h  04min.
Esto lo he sabido gracias a la Ministra Ana Pastor, pues en su ministerio hay una covachuela llamada “Instituto Geográfico y Catastral”.
Ignoro si en el Estado de las Autonomías de que disfrutamos, existen otras covachuelas para calcular la llegada del estío en Andalucía, o en Asturias o en el Estat Catalá, incluso en Ceuta y en las Chafarinas, supongo que si las habrá pues que todos se apuntan a multiplicar las covachuelas donde ir un rato por la mañana, entre café y café.

Los españolitos vivimos abrumados a lo largo del año, esta no es una tierra amable, acostumbramos a decir “ya vendrá el verano” como anuncio de un tiempo de  abundancia y placer.
Lo único que vamos a notar este año es menos calor, según dicen los meteorólogos, pues la faltriquera seguirá igual de vacía, que nos la merma el ministro Montoro para alimentar a los de las covachuelas, que toman cafe a las mañanas.  
El verano antiguo se anunciaba por las golondrinas chillando al atardecer por las calles de los barrios, la luz se hace mas cálida y se ven muchas mas moscas y bichillos de todas las especies.
Mas gente en las calles, tomando la fresca, que las casas se recalientan y al atardecer se abren los balcones y se van los parados a pasear. 
Los veranos antiguos eran según recuerdo, de mas carácter. 
Se cambiaba el horario de las tiendas, para evitar el sol del centro del día, aparecían toldos ocres descoloridos, por todas partes, que se desplegaban con una barra que hacia girar el rollo hasta ocultar bajo su protección escaparates y ventanas.
Algunas calles también se cubrían con lonas entre las fachadas, todo por evitar el calentón.
En estos días las familias pudientes huían al norte fresco, con los niños, como las aves, tiempo ha habido en que iban los tordas de ellos a Miami o a Santo Domingo, el caso era gastar.
Las escasas vacaciones se pasan ahora en el este y en el sur, donde seguro que el sol estará presente a diario para poder vestirse con camiseta y chanclas.
El verano en Madrid era una delicia, de ciudad solitaria y recuperada, sin trafico y sin prisa, para saborearla desde la moto en las noches tibias y silenciosas.
Menos mal que media Europa vendrá presta a ver al “Astro Rey” en su plenitud, lo que nos dará trabajo y algo de actividad, desde hace ya mucho es nuestra industria aunque nos neguemos a reconocerlo.
La vida sin el temple del sol no es vida, tenemos la suerte de haber nacido en esta portentosa península, tierra bendita donde el sol nos regala sus dones y maduran las viñas y los naranjos, los olivos y los limoneros.
Volveremos al invierno, a Urdangarin la Infanta y la “prima de riesgo”, pero por ahora, mejor contemplar los atardeceres interminables y aspirar el fresco de la noche, no hay mucho mas.


junio 09, 2013

La tata Emilia.


Hay acontecimientos terribles, desgraciados y tétricos, aunque no muchos afortunadamente.
Entre los niños de mi “pandilla” infantil había tres de Bilbao, dos mellizos, Ricardo y Jose, el hermano mayor, Emilio.
Los padres Emilio y Emilia, extraña coincidencia el que ademas la tata de ese verano se llamara también Emilia.
En aquellos años se ahogaba mucha gente en las playas, no sabían nadar y al perder pie con una ola o por la  resaca, se angustiaban y con los nervios y el agobio......se ahogaban.
Aquel verano le toco a la pobre Emilia, la tata, de mis amigos.

Luego la escena habitual varias veces en verano, un corro de gente cerca de la orilla, alguien experto en salvamento, haciendo el boca a boca y unos fuertes golpes en el pecho.
Entonces no existían socorristas ni protección civil, policía municipal, el SAMUR, todas esas cosas de ahora que producen el déficit fiscal.
Los niños miramos curiosos el color cárdeno del cuerpo sobre la arena dorada, algo violácea, a la mujer hierta boca arriba, le van a quitar el traje de baño y nos gritan para que nos larguemos mientras miramos de reojo la boca que expulsa espuma blanquecina.
Emilia no recuperó la vida, caras contritas y lagrimas de mis amigos, aunque la muerte entonces era algo abstracto, poco real para nosotros tan llenos de vida.
Las olas, grandes y asesinas con su melena blanca son el telón de fondo de tan desgraciada escena, con su ruido atronador de fondo, el sol pálido del Cantábrico ilumina el drama.
Años mas tarde, por boca de mi madre supe sobre el desenlace de este suceso.
Avisados los padres de la fallecida, que vivían en un pueblo de Castilla, para venir al sepelio, la gente caritativa del pueblo, decide ya a la noche que hay que vestir con un hábito a la pobre Emilia.
Los mas jóvenes, entre ellos mi tío Rafa, acuden después de cenar para adecentar el cadáver.
El cementerio esta en una barranca sombría a las afueras, pequeño y lleno de tumbas antiguas con cruces blancas cercadas con un muro de piedra alto, una capilla con  su mesa de basalto para las autopsias en el centro, sobre la que yace el cuerpo, ya frío y marmóreo como las cruces y las lapidas.
Al incorporarla para vestirla con el habito, tras la respiración artificial de la playa, el tórax lleno de la pobre difunta, exhala una HAAAAAAA!!!!!! producto del aire al pasar por las cuerdas bucales ya inertes pero tensas.
El grupo de jóvenes con mi tío Rafa a la cabeza, sucumbe al  pánico, sueltan a la ahogada con gran golpe de cráneo en la mesa pétrea, confusión de carreras en la oscuridad camino de la verja de hierro que da a la calle de los muertos.
Ahora todo es mas luminoso y animado, la vida misteriosa casi ya no existe, los espíritus, el miedo, lo telúrico, son cosa del pasado en blanco y negro.
Este sucedido, fue recordado mucho tiempo en mi cabeza infantil como algo mágico y siniestro, penoso también al ver a mis amigos llorar por la muerte de Emilia, cómico por el susto de los mayores ante el miedo al sonido emitido por la muerta.
Casi nadie recuerda ya a la tata Emilia, de no mas de veinte años, seguro que Ricardo Jose y Emilio, casado mas tarde con mi prima Tere si la tienen en la memoria.
El mar ha sido fuente de sucesos dramáticos para mi niñez, junto a las gigantes olas con las que jugábamos, representó dramas como este, de gran dolor y ya entonces sin explicación para mi, la desaparición de una vida.

junio 05, 2013

Estadísticas.


Reflexionaba sobre la vida de mi blog, leyendo las estadísticas de los lectores en el ultimo mes.
El desdichado Larra envidiaría, la difusión internacional de mis escritos, por tantos países lejanos y dispares.

Considero razonable ser leído en España, amigos, parientes........en los USA, pues hay mucho puertorriqueño, también mejicanos, asi que vale.
Lo de Rusia ya no lo entiendo, serán los niños exilados de la guerra civil? o españolitos que se gana la vida en el frío de Moscú, o en la terrible estepa, el KGB que rastrea en busca de espías.
Francia y Alemania, incluso UK. están llenos de compatriotas que se fueron de este “paraíso”, aunque mas bien los echaron.
Por ultimo, el tener lectores en Hispanoamérica, lo considero normal, somos la “Madre Patria”.
He escrito desde niño, incluso en el bachillerato, fui premiado por los curas por un articulo llamado “Una travesura”, leído ante la clase con presidencia del prefecto y varios hermanos mas, con sus sotanas negras y los baberos blancos, de plástico,
Ya de escritor joven, conservo escritos inconexos, muestra de los desvaríos de la transformación de la personalidad propia de ese tiempo.
Cartas de amor? quien no las tiene, los jóvenes de ahora quizá conserven sus mails de amor, que ya nadie escribe con papel y pluma, pegando el sobre con la lengua y estampando un sello con los bordecillos ondulados, a veces depositándola cuidadosamente en los bajos de Correos, en aquellos buzones de labios de latón dorado y brillante.
Cuando empecé este blog hace casi tres años, no tenia objetivo alguno, solo desahogarme, o recordar, o comentar, o nada.
Nunca he querido escribir sobre la actualidad, es efímera y quisiera yo dejar testimonio de este tiempo, a quien me lea, siempre que Google no quiebre algún día y se lleve mis palabras junto a los papelillos de las acciones, todo ello desperdigado en los suelos de Wall Street.

Pronto alcanzare los 10.000 pinchazos sobre mis posts, público que ni D. Miguel de Cervantes soñó en vida, cosas de la modernidad.
Viendo el mapa con sus tonos que indican la frecuencia de lectores, pienso en quien y desde donde serán leídas estas reflexiones, de una tarde de junio muy calma, mientras el sol se despide ya viajando hacia esos lejanos países de tonos verdes.