Follow by Email

noviembre 27, 2013

El malaje del jersey.

Mientras merendaba, he puesto la televisión, costumbre nefasta, adquirida por esta sociedad del bullicio, que nos impide apreciar el silencio, no se quien lo nombraba como “la música callada”.
Aparecía un malaje, con jersey de explorador y botas de caminante, el malaje predecía catástrofes y calamidades una detrás de otra.

   -Los volcanes que de tanta ceniza, nos van a dejar sin tomates y berzas.
   -La nueva glaciación que nos dejara sin calefacción, ateridos y desvalidos.
   -El terremoto que engullirá nuestra casa, todavía tantas letras sin pagar.
   -El tsunami que arrastrará nuestros enseres y sepultará a la abuela en el      fango.
   -El calentamiento que alzará el nivel del mar y matará a muchos bichejos, todos sudaremos abundantemente.
   -Como nos pegue un meteorito, aquí no queda ni el Tato..........


He apagado el loro y me he venido a escribir alarmado.
Que sofoco!!!! como dicen en Cádiz, se me atragantó la merienda y he decidido no hacer nada ante lo inevitable de un final próximo y cruento.

Es este un nuevo tipo de predicador moderno, creo yo alentado por los estados, para conducir al rebaño en que han convertido a los antes hombres libres, a modo de esos perrillos que meten a las ovejas en el cercado.

No se yo cuantos de estos profetas hay en el mundo, hacen documentales y se reúnen en unas “tenidas agoreras”, que luego salen en la prensa, inculpándonos a nosotros, pues existimos y respiramos, de la destrucción del planeta.

Este de hoy estaba gordo y lustroso, seguro que ahora prepara otra película en la que el argumento es que no va a haber m.......para todos.

El resultado es que el individuo contemporáneo, es un ser menguado y temeroso, con sentimiento de culpa y fácil de manipular, deseoso de mas protección de la mafia del estado, que multiplica sus empresas y organismos para cuidar de esta masa informe y sin criterio que es la sociedad.

Lejos aquella época de los primeros descubrimientos científicos, en que la naturaleza descubría su armoniosa construcción, el equilibrio de las órbitas planetarias, el milagro de la vida, la belleza de sus cambios, lo estremecedor de su fuerza.

Vivimos en un mundo peligroso, quien lo duda, pero lleva millones de años dando vueltas y se va componiendo el solo, que no hay mal que cien años dure.

A este del jersey le diría yo que no pasa nada, que si pasa, da igual.
La vida es incierta por naturaleza, la desnudez del hombre es consustancial a su levedad, aunque con el desarrollo y la Seguridad Social nos hemos creído que estamos abrigados por nuestra película de civilización, solo una pompa de jabón.

Vivamos confiados, alegres, que es un gran espectáculo todo lo que nos rodea, no hay garantía ni seguro, que polvo eres y en polvo te convertirás, aunque como dijo el otro......polvo enamorado.
Mientras esto escribo, pienso con rabia en el agorero, al del jersey que le den.


noviembre 26, 2013

Buenos y malos.

Pensaba yo en estos días sobre los malos, pues ahora no se diferencian de los buenos, tal es la confusión.
De niños, malo era el que hablaba en clase, el que decía palabrotas, mas tarde el que miraba a las piernas de las señoras mientras bajaban del coche.
Era una maldad leve que se castigaba en el rincón o con el niño expulsado de la clase, recuerdo unos que se emborracharon con doce años y los expulsaron del colegio.
También los curas daban guantazos a los malos, a veces sin razón, serian hoy portada de “El Mundo” , pero esto nos desvía del análisis en curso.
Los sábados a la tarde íbamos al cine de sesión continua y se decía de una película que era de “buenos y malos”, actores que siempre hacían de buenos, como Gary Cooper,
otros por el contrario siempre eran los malos, con cara de malos y sin afeitar y con la ropa descuidada.
En las películas siempre los malos acababan tiroteados o en la cárcel, para alivio de los niños que se iban a casa a cenar, con la convicción de que el mundo es un sitio ordenado.
Al crecer, esto se ha vuelto un lío grande, es difícil distinguirlos.
Quien no ha visto una película en que desea que el atracador del banco, escape con las perras y con la señorita, que le espera en el coche con los billetes de avión, para un paraíso de mar azul y palmeras flexibles, para desesperación de la policía y las gentes de orden.
Que alivio cuando “La guerra de las galaxias” pues nadie deseaba que ganara Darth Vader, aunque en la ultima, se veía que era un pobre infeliz, que la infelicidad produce malos actos.
Hay malos a los que todo se les perdona, pues tienen cara de buenos y son guapos y simpáticos, pero a veces no tienen ni pizca de gracia y acaban hartando con sus tropelías.
Hay muchos malos que a nada que se escarbe, se adivina que son carentes de inteligencia, por lo que actúan con brutalidad, los hay llenos de temores y complejos, por lo que sus actos son agresivos y alevosos.
Hay muchos buenos, que resultan ser un fiasco, pues es solo una careta, hacen atrocidades y ceden a sus debilidades mas abyectas sin preocuparse de herir a los demás.
En cuanto a la pinta, ahora esta de moda el "look" de facineroso, es normal ver a hombres bondadosos con barba mal afeitada y chupas de cuero desencajadas, con vaqueros rotos y deshilachados.
Tengo yo un amigo que es un pedazo de pan y cuando monta en su Harley el domingo, dan ganas de echar a correr, tales son las trazas.
Por el contrario ver a uno muy compuesto y peinado, se hace raro, somos ahora desenfadados para el vestir.
La mujeres salen de estas consideraciones, pues cuidan sus atuendos y los afeites, aunque como en todo se nos van aproximando, que ya empezó con aquello de la moda unisexo.
Una aberración de estos tiempos y derivado de la elección democrática, es que a veces cuando hay muchos malos en una nación, eligen a un malo para que les gobierne, con los resultados que se han visto y que todos nos afanamos en remediar en este tiempo de aflicción.
Tengo entendido que en "UK". los que están en la cárcel no pueden votar, en un intento de evitar lo mencionado en el párrafo anterior.
El egoísmo es biológico y saludable, que Dios dijo “que fuéramos hermanos pero no primos”, pero se han visto casos de “caballeros de industria” que han esquilmado a sus clientes, llenando ellos la bolsa, cosa fea y reprobable, al contrario que en el cine, a veces son los los inocentes los que sufren el peso de la ley y los malos continúan su vida opulenta, con el producto de su maldad.
Consideración aparte, merece el mundo de las finanzas, son todos malos y tratan de engañarse unos a otros como en un juego de envite, son maquiavélicos y se las ventilan entre ellos, tienen largos pleitos y una vida pobre, nadando en la abundancia
En este tiempo se ven en las noticias, verdaderas atrocidades, aberraciones y crímenes gratuitos, pienso si los autores solo son perturbados mentales, seres anormales de aspecto corriente, con un espíritu atormentado y dañino.
Es situación confusa, cuando por motivos de fe, los creyentes se dedican a exterminar al prójimo, los ha habido que creían en un Dios, otros en una idea política, hemos visto generaciones enteras malviviendo por un dogma, ahora en Siria se matan por un problema, entre los parientes del Profeta, que dio lugar a los Chiítas y a los Sunitas, lo cual es lamentable.
Es difícil en estas situaciones saber quien es el malo y quien el bueno, por lo que será mejor, no inmiscuirse y desearles a todos la paz.
A consecuencia de todo lo anterior y por la dificultad de diferenciarlos claramente, me gusta la frase evangélica......No juzguéis y no seréis juzgados. 

noviembre 25, 2013

La teoría de la evolución.

Darwin estuvo de viaje cinco años, asombrándose ante la entonces desconocida naturaleza de América, debió ser incomodo y duro, viajar en un barco como el H.M.S.Beagle.

Las Galápagos, le debieron parecer unas islas raras, todavía lo son, llenas de bichejos que campan a sus anchas y con esas tortugas grandes que andan despacio, esas iguanas que bucean y los volcanes inertes con su lava negra, como la sangre coagulada de las heridas.
Se llevo muchos ejemplares disecados a Londres, llamándole la atención que hubiera hasta quince variaciones en el pico de los pinzones, no confundir con los “HERMANOS PINZONES” que estuvieron años antes por esas tierras, aunque se les importaba una higa eso de los pájaros, que ellos fueron a cristianizar a los salvajes, ademas de acrecentar su hacienda en Palos de Moguer. 
Gran cosa que en cada isla y tras miles de años, los picos de los pinzones sufran variaciones morfológicas, aunque podía haberse fijado sin salir de Londres, en la cantidad de lagartijas diferentes, o de perros, que decir de los londinenses de entonces, un Lord frente a un estibador de los docks.
EL caso es que ya de niño, estudié yo las teorías de Mendel, clérigo cuidadoso que cultivaba guisantes y las mezclas le salían lisas o arrugadas, según reglas que el codificó con primor, aunque también era conocido que de un negro, como poco salía un niño mulato, les llamó caracteres recesivos y dominantes.
Se ha conocido mucho de la composición y esencia de la vida, los aminoácidos, las proteínas, las células, los cromosomas.....forma parte de lo que todos hemos ido conociendo a través de la divulgación.
Los curas en el colegio, hablaban de la “teoría de la evolución”, aunque bajito, que eran todos creacionistas, hágase la luz...y la luz se hizo, el firmamento, los astros, los mares, las plantas y finalmente el hombre, a su imagen y semejanza, al final, el domingo para descansar, los puentes ya son parte de la evolución. 

Me llama la atención que desde hace decenios, se da como irrefutable el que toda vida desciende del azar, unos compuestos químicos en agua templada y....he aquí el primer aminoácido, el azar también hará que se mezclen varios aminoácidos y aparezca la primera célula viva, luego alguna célula singular se las ingenia para reproducirse a si misma, el origen de la familia....es evidente que muchas células juntas al diferenciarse, hacen un pececillo amorfo y luego, muchos pececillos incluso el atún rojo, de gran aprecio en la cocina japonesa.
Algún pececillo sale del agua y tras millones de años, aprende a respirar y camina con las aletas, come plantas, que ya estaban por ahí, que casualidad, unos millones de años mas y la tierra se puebla de una infinita variedad de seres, desde un elefante a un mosquito, desde un camello hasta un notario, incluso un abogado del estado. 
Unamuno, hombre leído, afirmaba que esta posibilidad era como darle pluma y papel a un chimpancé y que por fruto de la ley estadística, escribiera El Quijote entero, incluso lo de la Insula Barataria.
Vivimos una época de cultura de revista, ahora de wikipedia y la duda es considerada herética y poco moderna, tengo yo un amigo dentista que discute con vehemencia sobre el particular, cuando con toda la ciencia y la tecnología actuales no puede ni fabricar un colmillo de verdad y los pone de pasta y atornillados.
El arqueólogo Arsuaga, ha encontrado en Atapuerca restos de mas de un millón de años, sin que los huesos difieran de los nuestros, gran cosa, no diré lo mismo del pico, que el de los políticos ha evolucionado hasta el paroxismo.
Así pues hasta aquí hemos llegado, estos niños obesos de brillante en la oreja, de chateo constante en el móvil y de ropa de marca, aprendiendo de sus maestros, cuando no hay huelga, que descendemos de los aminoácidos en caldo caliente y mas tarde de un pececillo explorador, sin excluir claro está, al mas reciente abuelo de la foto en blanco y negro del saloncito.
Con el nivel de inquietud intelectual que la "LOGSE" siembra en tan tiernos cerebros, lo creerán hasta la muerte como antes se hizo con la Creación Bíblica durante siglos.

Lo bueno es que con la moderna astronomía y la teoría del Big Bang, queda también aclarada la formación de las galaxias y de este pequeño planeta, en el que deambulamos, con lo que los hombres duermen ya tranquilos, lejos de toda preocupación existencial, a excepción de el ganador del balón de oro de este año, que siempre queda un rincón del universo para el misterio.

noviembre 24, 2013

Pequeño atleta.

Aunque muchos lo dudarían ahora, con doce años era un prometedor atleta,
rápido como el viento y ligero como una pluma, todo nervio, para las pruebas de velocidad, como ese monstruo de ahora, “Usain Bolt” aunque, menudo de talla y pálido, que antes los velocistas eran de escasa musculatura y no muy altos.

No recuerda como llegó a integrarse en el equipo de atletismo del colegio, supongo que al igual que en el coro, simplemente se apuntó, a veces las cosas no tienen una explicación complicada ni razón alguna aparente.
Lo que no sabía, es de las dos horas de entrenamiento diarias, acabadas las clases, con camiseta y pantalón corto, unas playeras y un gimnasio grande con suelo de madera brillante, barnizada que suena “yiyiyiyi” con la goma de las suelas.
Flexiones, pesas, trepar cuerdas saltar y correr, correr sin parar hasta que el corazón parece va a salir por la boca.
La salida tarde, ya anochecido, el sudor bajo la ropa y la caminata hasta casa, un día y otro día y.........muchos días
El entrenador llamado Fito, supongo que por Adolfito, es simpático y de mediana edad, robusto y algo calvo, nunca presiona a los alumnos, mas bien solo les anima mientras sonríe.
Entonces aprendió a distinguir a los saltadores, los lanzadores, los corredores de fondo y medio fondo y.......... los velocistas, la élite del deporte, cosa que le gustaba.
Algunas tardes, ya avanzado el curso, carreras en torno a la manzana del colegio, Joaquin Costa abajo, cuesta arriba por unas callejas oscuras del Viso, hasta Guadalquivir con sus farolas de gas, las piernas van solas de nuevo hasta República Argentina y vuelta a la puerta del gimnasio.
Al llegar los niños se tumban y con la mano en el corazón cuentan los latidos, hasta que Fito pregunta.....ochenta y siete o noventa y cuatro, algunos....ciento treinta, tras un intervalo nueva cuenta y Fito les manda a vestir y hasta mañana.
Con el tiempo comprendió, que era un amago de control médico, por ver si algún niño se iba a descomponer de tamaños esfuerzos, entonces todo era simple y sin mixtificaciones.
Al anuncio de la primavera, época de competición, se intensifica el entreno, se notan las piernas mas ágiles y fuertes, la ventaja es que en el recreo, siempre escapa de los niños que van a pegarle, que solían ser muchos pues era época de gran violencia en el patio de los pequeños.
La culminación de la temporada es en la Casa de Campo, donde un sábado a la mañana, los cuarenta atletas corren tras la “Vespa” de Fito hasta deslomarse, aunque no importa pues el cuerpo esta ya curtido y el momento de los laureles está ya cercano.
Los últimos detalles técnicos, como arrancar de unos tacos de salida, las zapatillas de clavos, solo en la punta, la posición de las manos, la cabeza.....
Al fin los campeonatos provinciales, en el Estadio Vallehermoso, según es conocido antiguo cementerio de San Martín, las cosas del tiempo, niños corriendo sobre los restos de sus antepasados.
El día del debut a las tres de la tarde, es la primera eliminatoria para clasificar, en su casa hay lentejas y come apresuradamente, luego tortilla de patatas y un plátano.
Con el bocado en la boca un autobús por Islas Filipinas y sin darse cuenta está vestido para el sprint, en la calle numero seis.
En las gradas padres y madres, han venido a ver a sus retoños, llenos de orgullo.
A su derecha un niño espigado y flaco con pelos en las piernas, es del Liceo Francés y es muy rápido dicen, mas allá otros fornidos ya adolescentes formados, algunos con sombra de barba. 
Los instantes tensos con las piernas flexionadas listo para saltar como una gacela, el disparo del juez y..................penúltimo, algún otro competidor debió comer cocido madrileño.

La marca aun la recuerda, 10,2 segundos en ochenta metros, ganó el del Liceo de piernas largas.
A ultima hora de la tarde, con el equipo de relevos 4x80, queda segundo y le ponen una medalla que no guarda con cuidado pues, no está entre sus recuerdos de infancia, en esa caja de galletas llena de cosas dispares.
Al curso siguiente, siguió apuntado al coro y empezó a fumar sus primeros cigarrillos a escondidas, no apareciendo nunca mas por el gimnasio del colegio, se frustró de esta forma un posible Carl Lewis, para desgracia del atletismo ibérico.


noviembre 16, 2013

Magnicidio.

Este viernes próximo, día veintidós, se cumplirán cincuenta años de aquella mañana, ya fría de otoño, en que en la esquina de Hermosilla me subí al autobús 51, camino del colegio, Serrano arriba, que entonces era de dos direcciones y se iba hasta República Argentina tan ricamente.
Con la trenca, la mochila y las orejas rojas de la espera en la parada, apenas subí los peldaños, escuché a uno mayor.....todos eran mayores entonces, HAN MATADO A KENNEDY.
Se inventó una palabra nueva, "magnicidio", que ya los muertos normales quedaron disminuidos frente a los asesinados de rango.

No sabia yo mucho de este Presidente de la Nación de las neveras y los coches con ventanillas eléctricas, aunque se decía que era católico, lo que en la España de la época era garantía de que los americanos, esos indios y vaqueros, mejorarían en su moral y volverían a las buenas costumbres.
Hubo luego varias portadas de ABC con uno que se llamaba Oswald, quien con un rifle y desde una ventana era el asesino, otra portada traía a Ruby que se cargo al anterior, a la vista del publico y las cámaras, este ultimo murió de cáncer en la trena y luego fueron todo especulaciones.
La CIA, el Pentágono, lo cubanos, la mafia, lo cierto es que le tenían querencia y muy joven, lo apiolaron.
He sabido luego, lejos de las preocupaciones de los exámenes colegiales, que Kennedy padre era un “caballero de industria”, quien en su ambición le fabrico a su hijo una presidencia a base de perras.
El hermano, Robert, Fiscal General, mas tiros poco después, se ve que les tenían ganas, gente con mal fario, más portadas de ABC.
Por otra parte, no se si fue un buen presidente este JFK. estuvo bien lo de  “man on the moon”, que lo harían mas tarde, fue bonita en la toma de posesión lo de “lo que tu puedes hacer por America”, en esta época donde todos piden y reclaman de la ubre de la Patria.
El caso es que con el tiempo salieron los trapos sucios, de su relación con la mafia, de su abandono de los cubanos y de sus líos de faldas, múltiples y azarosos, aunque esto es muy apostólico y no juzgaré yo al prójimo por su liviandad.
El caso es que una vez viuda, Jacqueline, la que saltaba del coche cuando los tiros, no le guardo ausencia.
Parece que ya tuvo algún escarceo en vida del Presidente, luego fue un ir y venir para acabar con Onassis, viejo y rico, con disgusto de la cantante Callas a quien se lo levantó, encerrándose esta ultima en su piso de París sin cantar ni pío, hasta la muerte.

Me da pena un hombre tan joven y tan prometedor, con esos sufrimientos por su espalda averiada, acabar tan muerto de tiros en la cabeza y con su honor mancillado por el armador, que verdad esa de que “no somos nadie”.
Sin que venga a cuento, el otro hermano Ted, tuvo un episodio años mas tarde con una secretaria ahogada en un coche que cayó a un canalillo, se ve que eran una familiota que daba mucho que hablar.
El caso es que todo ya pasó y aprobé aquel curso de cuarto de bachillerato, con su revalida y todo.
He leído mucha historia desde entonces, con los siglos las anécdotas y los amoríos se desvanecen y quedan los grandes nombres, de reyes y guerreros, de mujeres valerosas y fieles, de héroes e iluminados, los de ahora, parecen todos gente del bronce.

Quien sabe si en quinientos años, tamizados los hechos, será este Kennedy un Fernando el Santo o un remedo de el Rey Católico de Aragón, la viuda una Penélope acosada por los cortesanos mientras desteje a la noche lo hilado por el día, el tiempo lo dirá, aunque no parece.

noviembre 15, 2013

Consideraciones sobre "la niebla"

Me gusta la niebla, es bonita y misteriosa y tiene algo irreal, en un mundo a veces demasiado real.
Aquí en el sur, la luz es muy fuerte, como de entornar los ojos, las cosas se ven con sus perfiles nítidos, precisos, no es esta tierra de nieblas, aunque a veces en invierno, a la noche, se cierne sobre los bosques y el mar.
Los barcos grandes que cruzan por el estrecho, tocan la sirena, ronca, que se escucha de madrugada, como si fueran animales heridos, agonizantes, como un quejido o una lamentación lúgubre y lejana.
La niebla lo desvanece todo, enturbia los colores y convierte cada mirada en una acuarela, todavía húmeda de lo recién dibujada, que la acuarela no se “pinta” se dibuja.

Recuerdo que en Madrid antes de Navidad suele haber niebla, solo se ven las fachadas hasta el segundo piso y en la oscuridad las farolas se rodean de un halo brillante, como una capucha de gotas de agua minúsculas.
Con la niebla los coches van como perdidos y se chocan unos con otros como los ciegos sin bastón, cuando aclara, se ve un revoltijo de chatarra desde el helicóptero de las noticias, año tras año, niebla tras niebla.
Se habla a menudo de “banco de niebla”, en estos tiempos hubiera sido poético haber llamado a uno de esta manera, con su ficha bancaria y todo,  con lo que la desaparición de los fondos, hubiera tenido su pretexto, con sus balances borrosos.
Hay en el norte una a la que llaman “niebla meona” cuando la condensación, hace que no se distinga de una lluvia finísima, que humedece el rostro sin mojarlo.
La niebla suele ser fría, aunque las hay en verano bochornosas, cuando las mueve el viento, a lo lejos, se dice que son jirones, como las rasgaduras en la ropa.
La niebla produce un extraño silencio al amortiguar las gotitas la transmisión del sonido, en las películas de miedo siempre hay niebla, no se concibe a Drácula sin niebla, al remover la lápida y salir de entre las tumbas a morder a jóvenes en el cuello con sus colmillos afilados, aunque ahora esto produce risa, que ya tenemos cosas que dan mucho mas miedo.
En Londres había mucha niebla, aunque no la llamaban “fog” sino “smog” pues no era al parecer, sino humos y carbonilla de las chimeneas, con el tiempo la han suprimido y tienen ahora como todos una niebla de verdad, blanca y limpia sobre el Támesis.
Se dice que se levantó la niebla, como si hubiera estado acostada antes, la suele levantar el sol, como nos ocurre a nosotros.
La niebla para los aviones era muy mala, ahora ya tienen GPS y no es como antes que chocaban con los montes, como aquel que en Somosierra, se estrelló en “la Mujer Muerta”, mi padrino fue allá al rescate y dejo aquel suceso huella para siempre en mi infancia.

Cuando acaba “Casablanca”, siempre hay niebla y Rick enciende un pitillo, toma del brazo al capitán de los gendarmes, mientras pasea por la pista de despegue, con el cuello subido.
Esta escena a pleno sol hubiera sido vulgar y poco recordada, lo que me lleva a concluir, que la niebla es como las salsas en las recetas, todo lo envuelve y lo convierte en mas romántico y memorable.


noviembre 08, 2013

La puerta de los Jerónimos.

La Puerta de los Jerónimos es como entrar por la puerta de servicio al Museo, lejos de la magnificencia de la de Velázquez o la gentileza de la Puerta de Goya, con su escalinata de granito para sentarse al sol.

Se mete uno de rondón en una cafetería con tienda, a modo de “VIPS”, donde se venden estampas y baratijas, el templo del arte convertido en lonja de mercaderes, son los tiempos.
Desde hace ya años en este sitio, un hombre pulcro, de mediana edad, con guitarra española, interpreta piezas clásicas con un pequeño amplificador, que difunde las notas por todo el callejón de entrada, bajo los jardines de la calle Felipe IV, frente a la trasera del edificio de Villanueva.
Otro ambulante enfrente, con unos sellos del alfabeto, compone carteles taurinos en donde el nombre del cliente se intercala entre los de Talavante y el Juli, en un gran cartel donde se ve un dibujo de pase de pecho airoso, con la muleta que huye de la cara del toro.

Este de los carteles taurinos, es mayor y luce gran barba larga y melena amarilla recogida en cola de caballo.
Es sitio este, donde los que salen cansados de tanto cuadro, se sientan a reposar las piernas y hacerse a la luz del día, hoy bastante escasa por lo nublado.
También los que van a entrar, apuran el ultimo cigarro, con la ansiedad de quien se prepara para una larga abstinencia frente a los lienzos.
La melodía ahora es de la cantata BWB 227  “Jesu, meine Freude”, lo que invita definitivamente a tomar asiento y disfrutar de esa particular luz de Madrid, a media mañana.
Veo que la bandera en la fachada sur de la Real Academia de la Lengua, esta a media asta, ha debido fallecer algún académico, suelen ser muy viejos.
El guitarrista se arranca ahora con el “Adagio de Albinoni” que es pieza muy conseguida, las notas se mezclan con los chillidos de unos niños que juegan arriba del jardín, también con la sirena estridente de una ambulancia.....quizá en busca de otro académico.
Arriba, muy alto, unas aves en formación como de emigrar pasan rápido hacia el sur, me esfuerzo en reconocerlas contra el fondo gris claro de las nubes, grullas? o serán ánsares?, aletean constantemente y pronto desaparecen, mas tarde pasan muchas aisladas, indiferentes a todo lo de aquí abajo, nadie de por la entrada las mira tampoco a ellas, quien sabe donde se echarán al atardecer para descansar y seguir mañana su camino al sur.
Entretanto la música ahora es de Fernando Sort, un grupo numeroso de japonesas que sale, alza sus diminutas manos con sus mas aun diminutas cámaras y se fotografían unas a otras, cuchichean en su idioma, al estar en el campo de muchos de sus disparos, pienso que mi imagen se verá en Tokio o en Kobe, donde otras japonesas verán el museo y no se fijaran en un servidor sentado, mientras apura el pitillo y mira a las aves.
Decido analizar la vestimenta del publico que entra y sale, por alargar el rato y esperar a la próxima pieza del guitarrista virtuoso, al que por cierto nadie da moneda alguna, tampoco el de los carteles taurinos ha vendido nada en este tiempo, reparo nuevamente en su gran barba blanca y su coleta amarillenta, con grandes gafas de concha negras.
No saco conclusión alguna de mi análisis, aunque pensando en el pasado lejano, nos hemos vuelto cómodos e informales, también muy diversos en las prendas y el calzado.
Como es ya corriente, los teléfonos acaparan la atención del personal, con ignorancia de mis aves, de la fachada de granito y fabrica de Villanueva, del cielo de Madrid y del músico y el cartelista, huérfanos de ganancias.
Un helicóptero de la policía que vigila a unos manifestantes en Atocha, nubla la pieza esperada del guitarrista y exasperado, me decido a arrojar la colilla que nadie barrera por la huelga, internándome a ver la colecciones reales, tras pasar por el zoco del arquitecto Moneo.


  

noviembre 05, 2013

Redes sociales.

Me pareció, a quien no, un gran avance esto del internet, quizá fui de los primeros en la zona, allá por el 97, en conectarme a través del servidor de Bankinter y un modem, que emitía un chirrido y acababa con unas campanitas, going going going, tras lo cual aparecía la imagen que se dibujaba con lentitud de arriba a abajo, no existía Google y el navegador era “Netscape”, ya desaparecido, de todas formas tampoco yo entendía lo que era un navegador.
Se hablaba mucho de los proveedores, de los navegadores y toda compañia del sector se multiplicaba de valor con rapidez, hasta que llego “Terra”, que fue un chasco peoducto de la ambicion y la ingenuidad.
No recuerdo cual fue mi primer mail, tampoco a quien iba dirigido, pronto lo asumimos con naturalidad, incluso el enviar archivos adjuntos, la vida se hizo mas fácil, mas barata y mas precisa.

Con el tiempo han aparecido las sombras que todo avance trae, el spam, la publicidad en las webs que se nos cuela por los ojos, los primeros timos.....y las redes sociales.
El nombre ya es de por si espantoso, aunque indica con precisión su esencia, son redes que capturan, atoran y pescan al incauto.
Facebook, esa cosa que hizo el niño de la película, esta lleno de indiscreciones, se me ocurrió unirme a un grupo familiar y todos los días me aparecen decenas de seres que quieren ser mi amigo/a, como si hacer amigos fuera fácil.
Muchos de ellos son parientes, lo que hace mas absurdo que se quieran convertir en amigos.
Bombardeo de chistes, chascarrillos y noticias que ya conozco, pronto desapareceré de ese mundo que no me acaba de convencer.
Twitter es si cabe mas banal, unas frasecillas de personajes a los que no quiero escuchar, tampoco quiero yo decirles nada y si lo deseara, necesitaría al menos una cuartilla, que yo soy hombre premioso y dado al circunloquio.
Conozco a quien va por la calle y hace fotos que publica instantáneamente en Instagram, quien vera esos millones de fotos por segundo que se hacen en el mundo, me aturde la idea.
Quien no se hizo un perfil en LinkedIn, con su curriculum y su foto, bien peinado, pensando que quizá un potentado de Chicago o Shanghai se prendaria de nuestras cualidades y experiencia para llamarnos apresuradamente y ofrecernos el trabajo soñado.
Nunca me apunté a esos otros algoritmos para ligar, remedo de aquellos sueltos de periódico de provincia....caballero de mediana edad y buena posicion economica, busca señorita agraciada para establecer relaciones formales.....abstenerse profesionales y chicas de alterne.
Hemos perdido la intimidad y también algunos, la vergüenza.
Leo que los niños hacen horrores para filmarlos y ponerlos en Youtube y en los chats se hacen proposiciones brutales desde el anonimato, se envían fotos falsas y también el contenido de muchas informaciones es desviado cuando no incierto.
Así pues parece mas sensato orillarse de esta melé que no trae mas que perdida de tiempo y desagrado....cuando no cosas peores, incluso graves.
Lo malo, es que no resulta fácil zafarse de esas redes, como el caracol dejamos rastro y siguen apareciendo caritas que quieren ser mis amigos.
A quien le importa  que Juan Lopez esta conectado con Gregorio Muñoz y otros catorce mas, a mi que se me da? pienso enojado al leer el mail.

Asi pues en adelante les llamare cepos sociales y solo seguiré adelante, con este mi blog, que todavía no me ha producido sobresaltos o invasiones en mi discurrir silencioso y discreto, por este valle de lagrimas.