Follow by Email

junio 22, 2014

Café Miranda - Suizo.

Aquí en El Escorial todo es de granito, fachadas muros, pretiles y solados, incluidos los adoquines de las calzadas.
La piedra esta desbastada en los sillares, abujardada en dinteles y jambas y apomazado en las losas del pavimento, ahora ardiente en la lonja.

El Monasterio se ve solemne y proporcionado, austero también, me hace pensar en los últimos años de arquitectura frívola y disforme, que afea las calles por las que nos movemos, materiales malos y formas extravagantes de mentes mistificadas y con afán de descollar.
El granito del Monasterio es duradero, intemporal, como el monte de Abantos que lo contempla desde el día de su construcción hace ya mas de cuatrocientos veranos.
Decía Unamuno que Gredos era el corazón de España, el corazón de piedra que constituye el sistema central, cuarzo feldespato y mica, vísceras de una tierra dura y llena de sierras sobre las que nieva en invierno, “esta noche esta nevando, sobre los montes de España”.

Hoy el Monarca acaba de firmar el fin de su reinado, que coincidencia que aquí mismo en este “Café Miranda-Suizo” de hermosos sillares labrados, escuché por primera vez un sonoro VIVA EL REY!!!!.....a los dos días de morir Franco, en una tarde ventosa y destemplada de final de noviembre, recién juramentado el que ahora abdica.
Yo no se ya cuantas jornadas históricas llevo vividas, que la chusma que nos gobierna insiste una y otra vez en que todo es histórico, falso de toda falsedad, pues todo lo olvidamos pronto, que sus actos son leves, vulgares, como de diario.
Hoy y mañana si merecerán un párrafo en los libros de los colegios, un rey que se va, otro que se corona, dos nombres añadidos a la larguísima lista de los reyes godos, visigodos, trastámaras áustrias, borbones......
Me viene al magín el Panteón Real, apenas a unos metros de donde esto escribo, con su lúgubre pudridero quizá ya con un puesto para el recién abdicado, en crítico estado de salud.
Allí le esperan los parientes, muchos de ellos indignos, otros manifiestamente mejorables, que solo de pensarlo debería yo hacerme de la fe republicana, claro que pensando en nuestras repúblicas......debería yo hacerme ácrata.
Así rodeados de granito se van pasando los días, los años y los siglos, que ya los dólmenes eran aquí de este material, los “toros de Guisando” y “la bicha de Balazote”.

También de granito las sucursales de los bancos, aunque estas últimas de losas pulidas y brillantes, feas y sin categoría, quizá por eso han dado tan mal juego, que de haberse construido de verdugones, mas honrados hubieran sido con seguridad.
Fue un nuevo paso por El Escorial, uno mas que trae a la memoria muchos otros, añorado y siempre presente, desde este Cádiz de piedra ostionera con sabor a agua salada, de fandanguillos y palmas, lejos del canto gregoriano de los monjes Jerónimos de la Castilla seria y eterna.




junio 06, 2014

El dia "D".

En una hora, empezará un nuevo seis de junio, el “D DAY”.
Franceses, americanos y británicos, lo celebran cada año, vestidos de gala, con aviones volando y tropas haciendo un simulacro de desembarco, los veteranos de impecable chaqueta azul, con sus medallas, muy viejos que hace ya setenta años que saltaron a las playas de Normandía, siendo unos críos.

Los alemanes claro, no celebran nada, por aquellos años los bombardeos devastaron sus ciudades y sus fabricas no pudieron con la producción de armamento de EEUU.
Los rusos tampoco festejan el día, que andaban por el otro lado avanzando hacia Berlín.
Los italianos, no se sabe muy bien que hacían ni con quien iban, así que esta jornada no significa mucho, además a ellos les entraron por Sicilia, luego por la punta de la bota, en Messina, se los comieron por los pies.
Que decir de España, aquí esta fecha es poco mas que una película, en blanco y negro, con muchas estrellas de Hollywood, todavía la ponen a veces en la tele algún domingo por la tarde y nadie la ve, que es muy larga.
Nosotros solo celebramos el dos de Mayo, la francesada, que desde entonces nos matamos nosotros solos sin que nadie nos moleste, carlistas y liberales, rojos y nacionales, antes moros y cristianos.

Es natural que no conmemoremos ninguna efeméride bélica, que se pondrían los perdedores mosqueados, que hasta los muslimes se quejan de las fiestas de moros y cristianos.
No se por cuanto tiempo durará esta conmemoración del seis de junio, que ya nadie celebra Austerlitz o Waterloo, aunque los ingleses que son muy guerreros celebraron hace unos años el bicentenario de Trafalgar, en el Támesis, que yo lo vi y me dio pena, pobre Churruca y su navío San Juan Nepomuceno, por cierto Don Cosme Damián era de Motrico, villa pescadora y ahora separatista, olvidaron a su hijo mas ilustre al que llamarían ahora facha españolista y algo peor, que esa gente esta muy alterada.........que cosas.
Al menos podríamos celebrar Lepanto, que fue gran victoria contra el turco, de nuestro Cesar Carlos V, no creo yo que los otomanos se molestaran, que ellos ya ni se acordarán, igual pasa aquí aunque nos suena lo del manco de Lepanto.
En resumen, las gestas, con el paso del tiempo tienden a olvidarse, se quedan ya en nombres sonoros, sin significado, Salamina, Maratón, esta ultima solo una carrera muy larga.

En nuestro tiempo no hemos visto grandes batallas, felizmente, solo los jaleos de a diario, en que en vez de navíos y bombas, se queman contenedores y se apedrean lunas, así que al año siguiente nadie se acuerda de la algarada, sin tan siquiera un nombre sonoro ni mártires ni maniobras tácticas ni nada.

Mañana recordaré a tantos jóvenes europeos y americanos cuya vida acabó hace siete décadas en las playas.
Ahora sobre esas mismas olas todos hacen surf, incluso los alemanes, espero que poco a poco meditemos de lo estéril de las guerras, que venga un tiempo, pronto espero, sean  cosa de un pasado bárbaro y legendario.